Estamos atendiendo a nuestros clientes en línea. Cuéntanos de tu necesidad.

Problemas de pánico

Santiago Zárate

Existe evidencia farmacológica y psicológica que demuestra la efectividad de los tratamientos para el trastorno de pánico. Los tratamientos farmacológicos muestran que por medio de la prescripción de algunos ansiolíticos, los efectos adversos del pánico en el inmediato plazo pueden reducirse, principalmente la activación fisiológica. Sin embargo, se ha visto que estos tratamientos no tienen efectos positivos en el largo plazo.

Al contrario, pueden llevar a dependencia y a que las personas no aprendan como regular la ansiedad cuando la sienta.En cambio, los tratamientos psicológicos
cognitivo-conductuales han mostrado ser efectivos tanto en el corto como en el largo plazo. Estos se centran en entrenar a la persona a identificar la relación entre sus pensamientos, emociones y conductas, a ver cómo las conductas de evitación y de intención de control aumentan la experiencia de pánico. Además, le brindan al individuo herramientas que le permiten saber que hacer y que no hacer cuando le está dando un ataque de pánico, aumentando su bienestar y acompañándolo a vivir una vida sin que se vea limitado o restringido por la ansiedad.

“Los tratamientos psicológicos cognitivo-conductuales han mostrado ser efectivos tanto en el corto como en el largo plazo.”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Posts relacionados

Más información

Queremos saber de ti

Productos relacionados