Estamos atendiendo a nuestros clientes en línea. Cuéntanos de tu necesidad.

¿Qué es la ansiedad?

Dr. Leonidas Castro

Es una reacción del cuerpo que le indica a uno que tenemos que hacer algo. Es una reacción normal y todos la sentimos. Por ejemplo, cuando uno tiene que hacer algo importante es normal que sienta ansiedad. La podemos sentir en el cuerpo por medio de diferentes señales, como sudoración, inquietud de las manos, aceleración del ritmo cardiaco, malestar estomacal, resequedad en la boca. Cuando esta emoción se presenta ante situaciones importantes, es bueno porque nos invita a actuar.

Hay otras ocasiones en las que la ansiedad se torna demasiado intensa y no nos deja hacer las cosas que son importantes para nosotros. Por ejemplo, si tengo que hacer una presentación y tengo ansiedad, pero igual hago la presentación, esta bien. Pero si la ansiedad es tan intensa que no hago la exposición, esto me puede generar problemas en el trabajo y empieza a interferir con mi vida. Así como en este ejemplo, hay diferentes situaciones u objetos que pueden producir ansiedad e interferir de diferentes maneras.

Entonces, a veces la ansiedad puede presentarse con mucha intensidad o en situaciones en las que no hay ningún peligro real. Un ejemplo de esto es el ataque de pánico. Esto es una reacción que sienten las personas en las que, en una situación determinada empiezan a sentir muchos síntomas físicos (aceleración del corazón, sudoración resequedad de la garganta, etc) cuando la personas siente estas sensaciones empieza a pensar que algo muy malo les está pasando (“me puedo volver loco” “algo muy grave me debe estar pasando” “me puede dar un ataque al corazón). Cuando las personas sienten ataques de pánico, lo que usualmente hacen es tratar de controlar o hacer fuerza para quitarse la ansiedad. Lo que ocurre es que entre más intentan quitarse la ansiedad más empeora la sensación.

“Hay otras ocasiones en las que la ansiedad se torna demasiado intensa y no nos deja hacer las cosas que son importantes para nosotros.”

Esto puede llevar a que las personas se asusten más y terminen asistiendo a servicios médicos con miedo de que algo muy malo les pueda pasar. Generalmente, los médicos luego de hacer exámenes no encuentran ningún problema de salud real y terminan diciéndoles que solo tiene estrés. Sin embargo, las personas pueden quedar con el miedo de que les vuelva a pasar. Es en ese momento en el que la persona debe buscar ayuda profesional con psicólogos especialistas en el tema.

¿Cuál es la ayuda? Lo que necesita la persona es que le den herramientas para que cuando empiece a sentir las señales fisiológicas, sepa que hacer para que no aumente el miedo. Por ejemplo, si una persona está teniendo un ataque de pánico, hemos visto que una de las cosas que ayuda es que observe sus sensaciones sin modificar nada ni tratar de hacer cosas para que se quiten las sensaciones. Sin embargo, aprender a hacer esto no es tan fácil. Por eso se recomienda asistir a psicólogos clínicos que puedan acompañar a la persona en este proceso de perder el miedo a los ataques de pánico.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Posts relacionados

Más información

Queremos saber de ti

Productos relacionados